Comunidad Náutica

Toda la información náutica Argentina y el mundo. Los contenidos de Paralelo Cero, Esloras y la revista Paralelo Cero Magazine.

FLORIDA: LAS VELAS QUE PROPULSAN AL SUPERYATE DEL FUTURO

Superyate Florida (2)

La navegación verde es una ola gigante que más temprano que tarde acabará abarcando toda la industria náutica. La proliferación de proyectos de barcos eléctricos o de hidrógeno es un síntoma claro que muestra el rumbo del yate del futuro.

 

Una de las propuestas más recientes lleva la firma de Kurt Strad, diseñador noruego afincado en Florida, que apuesta por un concepto de superyate ecológico a vela de 160 metros de eslora, capaz de surcar los mares incluso sin viento.

La innovación principal del Florida, como se llama el diseño de Strad, se encuentra en las velas. Las velas de esta embarcación son tres alas-mástil de 80 metros de altura y construidas en fibra de carbono y con tecnología espacial. Los palos son telescópicos, formados por piezas longitudinalmente sucesivas que pueden recogerse encajando cada una en la anterior mediante un sistema electrohidráulico, y las velas de las alas están cubiertas por paneles solares flexibles de última generación.

Superyate Florida

En caso de que no haya viento, este superyate puede activar el modo “navegación solar”. El sistema de control ajustará automáticamente las velas en un ángulo óptimo contra los rayos del sol. Por el contrario, cuando hace viento, el yate es propulsado por las velas al mismo tiempo que éstas producen energía eléctrica a través de los panales solares. Para mantener siempre limpios los panales solares y garantizar su eficacia, los mástiles llevan incorporados un sistema de lavado que pulirá las velas cada vez que éstas se pliegan.

Las velas solares se pueden izar incluso cuando el Florida está en puerto, ya que los ala-mástiles giran automáticamente si se levanta viento, generando energía que alimentan a las baterías y que se puede utilizar también para la producción de hidrógeno. En la obra viva del yate se han instalados hidrogeneradores que producirán energía eléctrica mientras se navega a vela.

Toda la energía eléctrica producida se almacena en un juego de baterías de 5 megavatios y puede emplearse para crear hidrógeno a bordo del yate. En caso de que no haya viento o sol, el superyate puede seguir rindiendo con pilas de combustible de hidrógeno. También tiene un sistema de grupo electrógeno auxiliar que funciona con combustibles fósiles, si bien su uso está previsto en casos excepcionales.

En comparación con un superyate convencional de eslora similar, la reducción de combustible es de aproximadamente un 90%, teniendo en cuenta que en condiciones meteorológicas ideales el Florida produce más potencia de la que utiliza.

Superyate Florida (3)

El diseño se completa condos quillas retráctiles que se pueden levantar individualmente para equilibrar el yate y crear una escora óptima para que los rayos del sol impacten de lleno en los paneles solares. Dicha configuración también permite a la embarcación adentrarse en aguas poco profundas.

Por muy verde que sea, el Florida no deja de ser un superyate de 160 metros, por lo que el lujo está presente desde el helipuerto de la cubierta de proa al beach club de popa, donde aguarda un arsenal de juguetes acuáticos en el que no faltan lanchas o motos de agua, aunque el gran reclamo es el “Beach Cruiser”, una limusina sumergible y anfibia eléctrica de 12 metros. Y aún hay espacio para una piscina de grandes dimensiones, sala de cine, spa, gimnasio y garaje para superdeportivos.

Cuarenta tripulantes cuidan de cada detalle de la nave, aunque la mayoría está al servicio de los 24 invitados que pueden ser acomodados en 12 suites. Una de las zonas interiores principales es el vestíbulo-bar circular y sus vistas privilegiadas. La decoración, por cierto, completa el círculo ecológico del yate, puesto que los trabajos de carpintería se realizan con maderas recicladas, se emplea cuero vegano y los muebles exteriores están fabricados con plásticos reciclados.

Superyate Florida (1)
Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.