Comunidad Náutica

Toda la información náutica Argentina y el mundo. Los contenidos de Paralelo Cero, Esloras y la revista Paralelo Cero Magazine.

FINALMENTE LA HABILITACIÓN DE LA ACTIVIDAD NÁUTICA SERÍA DURANTE LA SEMANA QUE VIENE

La náutica sigue amarrada.

Por Gastón Larripa / gaston@comunidadnautica.com 

Es la información que por estas horas están manejando los intendentes de los municipios de Tigre (Julio Zamora) y San Fernando (Juan Andreotti). La información inicial que se empezó a manejar el martes 6, quedó descartada en la tarde noche del viernes donde no se mencionó nada en los anuncios.

 

La noticia no es la que esperaban los intendentes Juan Andreotti (San Fernando) y Julio Zamora (Tigre), es más, les cayó de sorpresa ya que habían recibido comunicaciones no oficiales durante la semana donde les habían anticipado que se iba a habilitar la actividad. Por estas horas, la información que están manejando, principalmente Juan Andreotti (San Fernando) que recibió un llamado de la gobernación, es que la habilitación finalmente llegaría en el transcurso de la semana que comienza mañana domingo. Hay que tener en cuenta que será una semana corta, ya que el lunes es feriado “12 de octubre” que se conmemora el “Día del Respeto a la Diversidad Cultural” y además cae martes 13, día en el cual no creo que justamente se habilite la navegación deportiva, por esos tema de superstición y demás.

Hay que tener en cuenta un aspecto muy sensible y que por esta necesidad y ansiedad acumulada que tenemos todos por retornar al río, muchas veces no nos detenemos a analizar.  Y es el protocolo a aplicar a la hora de salir al río. La Prefectura Naval Argentina, según consultas que realice en las últimas horas, todavía no tiene una información precisa de cómo sería la apertura de la actividad. Tampoco los clubes náuticos, guarderías y amarraderos, quienes son los encargados de despachar las embarcaciones.

¿Qué sucedería si una gran cantidad de público se amontona el primer sábado habilitado para salir a navegar en búsqueda de su embarcación? Es la preocupación que tienen también los propietarios y encargados de algunas de las guarderías más grandes de San Fernando y Tigre. Además, según sucede siempre, el pico de demanda de embarcaciones para salir a navegar es en el lapso de dos horas y media, entre las 10:30 y las 13 horas. En el caso de los barcos en amarras, es mucho más simple porque los propietarios llegan en sus autos, inmediatamente suben al barco y ya quedan dentro de su propia burbuja.

Estadística

Según la estadística que maneja la Cámara de Actividades Náuticas de la República Argentina, el mejor día de una temporada en el río, osea, que más gente sale a navegar, representa el 30% del parque náutico guardado (en camas náuticas y amarras). Por la extensa cuarentena, porque desde marzo nadie puede salir al río, por la ansiedad, por la necesidad y por las ganas de reencontrarse, muchos con su trabajo y la mayoría por el placer y pasión que despierta esta actividad, temen que esa cifra del 30% sea el doble o más aún, fundamentalmente en los primeros días de habilitación.

Por tal motivo, quizás lo más importante también sería una coordinación previa, una vez habilitada la actividad, entre la Prefectura Naval Argentina, los municipios habilitantes y los responsables de los clubes náuticos, guarderías y amarraderos, para coordinar una acción conjunta que ayude a ordenar una reapertura que puede llegar a tener algunos matices complejos, solo estimo,  en los primeros días.

Protocolo

Sería muy importante también, la implementación de un protocolo confeccionado por idóneos en la náutica. Hay uno presentado por la Cámara de Actividad Náuticas de la República Argentina que quizás sea el más completo y tiene aspectos muy importantes a tener en cuenta fundamentalmente durante el tiempo en que las personas se encuentran en los clubes náuticos, guarderías y amarraderos. Una vez que los navegantes están a bordo de sus embarcaciones, ya los riesgos de contagios son nulos.

Matías Fernández, titular de la “Escuela Náutica Matías Fernández”, uno de los grandes impulsores de los reclamos que se vienen haciendo desde hace meses para que se habilite la actividad, siempre habla de que una opción muy lógica sería que por embarcación naveguen grupos de convivientes. Desde ya que eso es muy difícil de controlar, pero sería un acción de responsabilidad de los nautas a la hora de salir al río.

Por lo que sintetizando, teniendo en cuenta un buen protocolo consensuado entre las partes, un orden al retirar la embarcación (insisto, principalmente en los primeros días) y una responsabilidad del náutico de embarcar solo grupo de convivientes en estos meses que todavía son complejos en el AMBA, la situación estaría controlada. Saliendo una aprobación el día martes o miércoles próximo, enviando el protocolo ya confeccionado y una reunión previa entre representantes del municipio, de la cámara que nuclea a las guarderías y amarraderos y la Prefectura Naval Argentina, con el aval de la Provincia y Nación (que tiene la última palabra), la actividad podría estar pronta el sábado 17 de octubre.

Ya en el río, navegando por los intrincados brazos del Delta, por la imponente anchura del Paraná, o contemplando el horizonte en la inmensidad del Río de la Plata,  el siniestro Covid-19 no estará, por lo que el riesgo de contagio no existe.

Compartir en: