Dalatias licha (fuente: Frontiers in Marine Science)

AVISO CEFIRO VENTILADORES

En un estudio publicado en “Frontiers in Marine Science”, los científicos han demostrado la existencia de tres especies de tiburones bioluminiscentes en aguas profundas.

 

Un grupo de investigadores ha descubierto tres nuevas especies de tiburones bioluminiscentes en las aguas profundas de Nueva Zelanda . Los investigadores han definido estas especies como “tiburones brillantes”.

La investigación fue realizada por los doctores  Jérome Mallefet  y  Laurent Duchatelet  del departamento de Biología Marina del Earth and Life Institute, parte de la Université Catholique de Louvain en Bélgica, junto con Darren Stevens  del National Institute of Water and Atmospheric Research (NIWA) en Wellington Nueva Zelanda.

Frente a las costas de las islas que componen este extraordinario país, conocido por la America’s Cup y por haber sido el lugar de rodaje de “El Señor de los Anillos”, existe una zona del océano conocida como ” Chatham Rise “, parte de un antiguo continente ahora sumergido conocido como Zealandia. Este es un hábitat importante para las ballenas, que se extiende por casi 1000 km hasta las islas Chatham y que, normalmente, no llega a más de 1000 m de profundidad.

En un estudio publicado hace unos días en “ Frontiers in Marine Science ” y que se puede leer aquí , los científicos han demostrado la existencia de tres especies de tiburones de aguas profundas que pueden brillar en la oscuridad. La bioluminiscencia a menudo se considera un evento espectacular y raro en los océanos, pero, considerando la gran profundidad de la misma y la presencia de organismos bioluminiscentes en estas áreas, ahora es cada vez más obvio que hacer luz en las profundidades tiene un papel importante en la estructura el ecosistema más grande de nuestro planeta.

La bioluminiscencia, definida como la producción de luz visible para los seres vivos, es un fenómeno generalizado en una serie de especies marinas muy diferentes. Las especies de tiburones estudiadas aquí fueron   Dalatias licha , Etmopterus lucifer  y Etmopterus granulosus , además de   Zameus squamulosus . Aunque estas especies ya eran conocidas, recién ahora se ha demostrado científicamente su luminiscencia, junto con el análisis de los mecanismos bioquímicos que la provocan.

Con un ojo atento al medio ambiente, los investigadores no capturaron especímenes específicamente para el estudio, sino que utilizaron especímenes que habían sido capturados como presas accesorias en una investigación que evaluaba la pesca para el Ministerio de Industrias Primarias de Nueva Zelanda.

El equipo también ha demostrado cómo los tiburones investigados son los únicos organismos bioluminiscentes conocidos que controlan la cantidad de luz que emiten a través de hormonas : la melatonina enciende el brillo, la prolactina aumenta su intensidad, mientras que las hormonas alfa-melanocitos y adrenocorticotrópicas la inhiben. La luminiscencia se alcanza luego a través de miles de fotóforos ubicados en la piel, a través de un mecanismo que aún no se comprende del todo y a través de estructuras enormemente complejas.

Todos emiten una luz azul o azul verdosa , a veces en diferentes partes del cuerpo. Los investigadores han planteado la hipótesis de una serie de razones diferentes para esto:  contrailuminación hacia otras especies, aposematismo (cuando un animal detecta un enemigo posiblemente peligroso: esto lo hacen, por ejemplo, animales venenosos) o reconocimiento conespecífico . Reconocer iguales, por lo tanto, o tal vez simplemente decir hola.

La naturaleza es increíble y nunca deja de sorprendernos. Imagínese nadando en un mar oscuro que de repente comienza a brillar en azul con la forma de un tiburón. Podría ser la trama de una película de terror, pero me fascinaría.

Fuente: Liguria Náutica

Artículo anteriorSCANIA LIDERÓ LA PRIMERA REUNIÓN DEL AÑO DE LA MESA DIRECTIVA DEL PACTO GLOBAL
Artículo siguienteEL SALÓN NÁUTICO DE BERLÍN SE CONVIERTE EN UN EVENTO “TODO EL AÑO”