FARO HOOK HEAD, IRLANDA

 El faro de Hook Head se remonta al Siglo V, y se considera el más antiguo de Irlanda. Un monje de Gales llamado Dubhan se fue a Irlanda en búsqueda de soledad y acabó en Hook Point, el promontorio donde se encuentra ahora el faro. Cuando vio a los pescadores luchando cerca del promontorio con todas sus corrientes, mareas, olas y arrecifes, construyo un faro primitivo. La luz era un fuego en una cesta de hierro situada sobre un mástil. Cada noche el monje subía al mástil por una escalera con madera, carbón y otros combustibles para hacer un fuego que atendía durante toda la noche. Muchos años después fue declarado santo, y hoy es considerado extraoficialmente como el santo patrón de la administración de faros de Irlanda.

Otros monjes emigraron a Hook Point, y allí creció una pequeña comunidad. Los monjes atendieron el faro hasta el principio del Siglo XII, cuando los normandos construyeron una torre de piedra en aquel lugar para defender la zona. Se encendió un fuego en la parte superior de la torre, pero a veces se apagaba durante las guerras. En 1245, la mayor parte del faro que vemos hoy estaba construida, y  todavía tiene chimeneas medievales. No se electrificó hasta 1972, y en 1977 la última familia de guardas dejó el faro. Fue automatizado en 1996 y se controla desde entonces desde las instalaciones del Irish Lights en Dún Laoghaire. Hoy en día el faro es una atracción turística de la zona que recibe gran número de visitas.

Compartir en: