Comunidad Náutica

Toda la información náutica Argentina y el mundo. Los contenidos de Paralelo Cero, Esloras y la revista Paralelo Cero Magazine.

BARCO VOLADOR Y EDIFICIOS FLOTANTES EN BARCELONA

Edificios flotantes frente a la costa de Barcelona bajo el efecto Fata Morgana, en una imagen captada desde la playa de Gavà. Xavi Cabo

La magia del efecto óptico de la Fata Morgana hace que los buques de contenedores parezcan estar suspendidos sobre el mar en la costa barcelonesa.

 

“La magia de la Fata Morgana ha vuelto a aparecer esta semana en la playa de Gavà (Barcelona)”, explica Xavi Cabo a la hora de compartir sus fotografías en Las Fotos de los Lectores de La Vanguardia.

“El barco volador que no toca el mar, debido al fantástico efecto óptico de la Fata Morgana y los contrastes de temperatura”, detalla el lector, antes de destacar: “La magia vuelve a la playa de Gavà”.

Y es cierto que vuelve porque, a lo largo de 2020, hubo varios días al año en que la Fata Morgana causó espectaculares efectos ópticos frente a la costa de Barcelona, como la gran isla flotante u otro barco volador como el retratado esta semana frente a Gavà, en el Baix Llobregat.

Edificios flotantes frente a la costa de Barcelona bajo el efecto Fata Morgana, en una imagen captada desde la playa de Gavà. Xavi Cabo

Lo cierto es que están aumentado las referencias a las llamadas ciudades flotantes frente a la costa de Barcelona como consecuencia de dos factores: las condiciones meteorológicas favorables para generar el efecto Fata Morgana y, en segundo lugar, el importante tráfico de grandes buques, ya sean cruceros o barcos mercantes, que hay en el Puerto de Barcelona.

Cuando se juntan el efecto Fata Morgana con alguno de los grandes buques de contenedores de mercancías que pasan por el puerto barcelonés, se producen fenómenos tan espectaculares como los barcos voladores o las ciudades flotantes.

“El jueves por la mañana al amanecer se pudieron ver edificios en el mar”, explica Xavi Cabo. “¿Qué les sugiere esta imagen?…. La magia de la Fata Morgana ha vuelto a hacer acto de presencia en la playa de Gavà”, afirma.

“La fuerte inversión térmica y los contrastes de temperatura hacen que la magia del efecto óptico, deformando y alargando lo que vemos, es la auténtica Fata Morgana”, destaca.

El Efecto Fata Morgana

La hermanastra del Rey Arturo

El efecto Fata Morgana recibe su nombre del italiano ‘fata Morgana’ (es decir, hada Morgana), en referencia a la hermanastra del Rey Arturo (Morgan le Fay) que, según la leyenda, era un hada cambiante. Es un espejismo o ilusión óptica que se debe a una inversión de temperatura. Objetos que se encuentran en el horizonte como, por ejemplo, islas, acantilados, barcos o témpanos de hielo, adquieren una apariencia alargada y elevada, similar a “castillos de cuentos de hadas”. La fata morgana más célebre es la que se produce en la costa meridional de Sicilia, en el estrecho de Mesina, entre Calabria y Sicilia.

Lo cierto es que están aumentado las referencias a las llamadas ciudades flotantes frente a la costa de Barcelona como consecuencia de dos factores: las condiciones meteorológicas favorables para generar el efecto Fata Morgana y, en segundo lugar, el importante tráfico de grandes buques, ya sean cruceros o barcos mercantes, que hay en el Puerto de Barcelona.

Cuando se juntan el efecto Fata Morgana con alguno de los grandes buques de contenedores de mercancías que pasan por el puerto barcelonés, se producen fenómenos tan espectaculares como los barcos voladores o las ciudades flotantes.

“El jueves por la mañana al amanecer se pudieron ver edificios en el mar”, explica Xavi Cabo. “¿Qué les sugiere esta imagen?…. La magia de la Fata Morgana ha vuelto a hacer acto de presencia en la playa de Gavà”, afirma.

“La fuerte inversión térmica y los contrastes de temperatura hacen que la magia del efecto óptico, deformando y alargando lo que vemos, es la auténtica Fata Morgana”, destaca.

Fuente: Diario La Vanguardia Barcelona

Compartir en: