Guillermo Alejandro de Holanda apuesta de nuevo por el astillero local Wajer que ha convertido su modelo de 55 pies en la envidia de los armadores de gran eslora. La embarcación está valorada en dos millones de euros.

 

En la industria náutica al Wajer 55 se le conoce como el “superyate más pequeño del mundo”. Dispone de la última tecnología de navegación, grandes acabados en sus interiores y un confort máximo en cada travesía. Todo a bordo resulta similar a un gran yate, pero en este caso solo sobre 16 metros de eslora.

Esta semana el último modelo fabricado por el astillero holandés se ha convertido en protagonista en los medios de comunicación de los Países Bajos. El rey Guillermo Alejandro podría haber comprado este modelo de embarcación a motor, valorado en casi dos millones de euros, para sus próximas vacaciones de verano en Grecia.

El pasado 3 de junio, un tuit de un empresario holandés desvelaba la imagen del máximo representante de la corona holandesa navegando a bordo del Wajer 55 cerca del astillero. El monarca centroeuropeo hasta la fecha poseía otra embarcación de la misma fábrica, un Wajer 35, que podría también haber vendido recientemente.

Wajer 55: Alma de gigante en formato estilizado

Si bien el Wajer 55 se presentó oficialmente en el Salón de Mónaco de 2016, la embarcación mantiene el tipo como un modelo de referencia para la industria náutica de lujo. Su ADN único lleva el el sello de los estudios de diseño Sinot Exclusive Yacht Design y Vripack.

En términos de innovación, el Wajer 55 dispone de gran parte de equipos automatizados y de todo tipo de configuraciones con sistemas eléctricos. Así dispone de un sistema de mandos que permiten que la plataforma de baño se despegue del casco y se nivele con otra embarcación o con la altura de un puerto. Tecnología que actualmente ha patentado el astillero.

En esta embarcación, el atraque también se realiza automáticamente (molinete eléctrico) y se controla desde el puesto de mando gracias a una cámara. Además, el bimini también está totalmente automatizado y dispone de un techo retráctil que puede convertir en un descapotable la cabina principal.

Según el astillero, el Wajer 55 resulta un barco cómodo de la navegación y muy maniobrable gracias a sus 19,5 toneladas. Entre sus valores de construcción también destaca por ser muy silencioso en sus travesías con una velocidad punta de 38 nudos de velocidad máxima.

La embarcación está equipada con tres motores Volvo Penta IPS 600 de 435 hp (palanca de mando) y su casco en forma de V facilita una navegación fluida con autonomía de 430 millas.

Debajo de la cubierta, hay una cocina equipada y tiene capacidad para cuatro personas (una cabina doble y una cabina con dos camas). Aunque, a bordo pueden subir hasta 16 invitados.


Ficha técnica del Wajer 55

Eslora: 16,01 m

Manga: 4.40 m

Desplazamiento:19,5 t (media carga)

Motorización: 3x Volvo Penta IPS 600 D6-435 CV

Velocidad máxima: 38 nudos

Depósito de combustible: 2.750 L


 

Compartir en: