Rosas del Plata

Las Rosas del Plata son una agrupación de mujeres que ha padecido Cáncer de Mama. Ellas eligen transitar la recuperación de la cirugía remando en el río a bordo de una gran embarcación con forma de dragón, como símbolo de fortaleza y compañerismo. El año pasado  fueron reconocidas individualmente por el Municipio de Tigre, por su lucha permanente y porque promueven conciencia social sobre la enfermedad y su prevención. Con el fin de reconocer el trabajo incansable de las Rosas del Plata, el Honorable Concejo Deliberante de Tigre, decretó esta asociación civil de interés legislativo.

La actividad del remo es beneficiosa porque “es una especie de drenaje linfático natural”, explica Matilde Yahni, fundadora y capitana de Rosas del Plata. Sucede que cuando a las pacientes se les extrae los ganglios linfáticos, el brazo suele hincharse. El deporte logra desinflamar la zona.

Nunca había remado en mi vida”, cuenta a Clarín Laura Renart, otra de las integrantes de Rosas del Plata. Conoció a Matilde en un trabajo y se reencontró con ella 30 años después cuando en Facebook convocaban a mujeres que habían pasado por un cáncer de mama para ser parte del equipo de Bote Dragón.

El cambio es más emocional y mental que otra cosa. Se liberan endorfinas y estás de mejor humor. Tenés un objetivo y querés ponerte fuerte para poder remar”, explica Laura. Y agrega: “Somos un grupo de deporte y salud. No somos un grupo de autoayuda ni de introspección. Durante el entrenamiento estamos para remar”.

Rosas del Plata tiene un integrante masculino que se ganó su lugar gracias a su experiencia oriental. Se trata del periodista Diego Laje, que vivió 12 años en Hong Kong y que fue corresponsal de la CNN. En el extremo Oriente Laje conoció los secretos del Bote Dragón, lo practicó y se hizo fanático, tanto que se convirtió en entrenador.

“Lo que más me impresiona es la garra que tienen, se bancan todo. Transmiten una alegría enorme y no quieren que sean condescendientes con ellas”, cuenta Laje. Y revela que las integrantes del equipo “llegan tímidas y a las pocas semanas ya se plantan con una gran seguridad”.

LA IMPORTANCIA DE LA DETECCIÓN TEMPRANA

Todos los años se producen entre 15.000 y 18.000 nuevos casos de cáncer de mama en la Argentina y una de cada ocho mujeres que lleguen a los 80 años se verá afectada por esta enfermedad en nuestro país. Pese al aumento de las cifras, la detección temprana aumenta las probabilidades de sobrevida a tal punto que los tumores menores a un centímetro de diámetro se curan en el 95% de los casos. Es por eso que se recomienda:

-Toda mujer a partir de los 40 años debe hacerse una mamografía anual.

-Realizarse el autoexamen mamario.

-Mamografia previa a cirugía estética mamaria (a cualquier edad).

-Anticipar la edad de inicio de los estudios mamográficos, cuando existan antecedentes familiares.

Fuente: Tigre Noticias

Artículo anteriorCARAVANA POR LAS CALLES DE ROSARIO PARA PEDIR LA REAPERTURA DE ACTIVIDADES NÁUTICAS
Artículo siguienteALFA ROMEO Y LA NAVEGACIÓN: UNA COMBINACIÓN GANADORA QUE HIZO HISTORIA