Princess R35.

La lancha rápida R35, es la más pequeña en la cartera de Princess Yachts y tiene el estilo superdeportivo de Pininfarina, el estudio detrás de algunos de los diseños automotrices más famosos de Ferrari y Alfa Romeo.

 

Este modelo, equipado con dos motores Volvo V8, cada uno de 430 Mhp, cuenta con el sistema de control de palanca de mando IPS de Volvo y promete una velocidad máxima de 50 nudos, según la información preliminar de sus creadores.

“Esto comenzó como un ejercicio de marketing, para crear un póster pin-up de Princess Yachts, algo que produjera una respuesta emocional”, explica Kiran Haslam, director de marketing de Princess Yachts. Fue una idea que renació con un look diferente tras el nombramiento de Antony Sheriff como director general. Sheriff, el ex director gerente de McLaren Automotive, vio potencial en la propuesta y comenzó a trabajar para redefinir la percepción de Princess Yachts utilizando el R35 como punto de partida.

El rendimiento del R35 se debe en gran parte a la construcción de fibra de carbono del barco, según Haslam, quien también revela que debido a esto, es aproximadamente un 30% más ligero que si estuviera construido con fibra de vidrio. “Estamos usando un material llamado sprint, que es una infusión de película de resina”, agrega el director técnico Paul Mackenzie, responsable del desarrollo de fibra de carbono para el McLaren Mercedes SLR en McLaren. Usando solo la cantidad mínima de resina necesaria, explica Mackenzie, el sprint ofrece un ahorro del 20% en costo y peso en comparación con el método estándar de fibra de carbono.

Esto se agrega a la aerodinámica de Pininfarina y los cálculos meticulosos y la dinámica de fluidos computacional de otro miembro del proyecto, Ben Ainslie Racing Technologies (BAR Technologies), quien desarrolló un elemento clave del R35, el Princess Active Foil System (AFS), que lanza hidroalas retráctiles cuando se encienden los motores para crear estabilidad y previsibilidad en el comportamiento del barco y, esencialmente, le brinda control de tracción.

Este control de tracción funciona en dos modos: confort o deportivo. Cuando se viaja a más de 35 nudos, el sistema cambia automáticamente a deporte y mantiene el barco plantado en el agua, mientras que en modo confort, el AFS pone límites mayores al ángulo de inclinación lateral. En el deporte, el timonel puede atacar las curvas con la agresividad que quiera, hasta el punto de perder rendimiento o control.

Pero no es solo el rendimiento lo que se ha planificado cuidadosamente: la cabina del R35 es moderna. El asiento en forma de U incluye una mesa central que se puede bajar para acomodar a dos durante la noche. Esta área aparentemente espaciosa incluye una cabina, un lavadero y una pantalla estrecha montada en la parte superior de la cabina, detrás de la proa. Conectada a la pantalla hay una transmisión en vivo desde una cámara montada en la proa, para crear una vista de 180 grados casi ininterrumpida.

Artículo anteriorEL SALÓN NÁUTICO DE VENECIA SE CENTRA EN LA SOSTENIBILIDAD MEDIOAMBIENTAL
Artículo siguienteSE LANZÓ EL NUEVO RIVA 76′ PERSEO SUPER EN ITALIA: UN MODELO SÚPER INNOVADOR Y SÚPER DEPORTIVO