Nuevo Velero J/45

AVISO CEFIRO VENTILADORES

Con un interior elegante y bien resuelto, el nuevo J/45 logra eliminar la frecuente disyuntiva entre poseer un velero de altas prestaciones en regata y hacer compatible su uso como crucero capaz de proporcionar confort en navegaciones largas con la familia o con poca tripulación. Rápido, estable y fácil de maniobrar, el J/45 permite disfrutar del puro placer de la vela sin renunciar a las comodidades que exige el crucero largo.

Candidato a European Yacht of the Year 2022 en la categoría de Crucero de Altas Prestaciones, el nuevo J/45 defendió su posición frente a sus concurrentes —Solaris 40, ICE 36, Pogo 44 y el ganador JPK 39 FC— con extremada solvencia en todas las condiciones de viento y mar en que lo probamos, tanto en velocidad como en comportamiento y sensaciones al timón. Un firme candidato que, a pesar de no haberse hecho con el triunfo en el último metro de la recta final, no nos cabe ninguna duda que hubiese podido levantar el trofeo merecidamente.

De hecho, la edición de este año del EYOTY en la categoría de cruceros de altas prestaciones fue una de las más igualadas –y por tanto reñidas—de la historia de este preciado galardón.

Hemos visto que la nueva cosecha de este año en embarcaciones rápidas, algunas como la del J/45 que nos ocupa orientadas tanto al crucero como a dar satisfacciones en competición, se sitúa claramente entre los 11 y los 14 metros de eslora. Es este un nicho de mercado que actualmente centra la demanda y cuya característica común es el énfasis en ofrecer capacidad para emprender navegaciones largas en familia pagando muy poco o nulo peaje en la comodidad.

Pero también destaca en ellos la facilidad para ser gobernados a dos o con poca tripulación y, especialmente su potencial para satisfacer a quienes están en busca de un velero con un elevado potencial de velocidad en todas las condiciones, un aspecto especialmente a considerar en el verano Mediterráneo donde las condiciones son tan variables como a veces imprevisibles.

Si a eso añadimos en el modelo que nos ocupa una estructura interna del casco con una rejilla en composite y mamparos estructurales también en composite unidos al casco y la cubierta y su construcción ligera —el J/45, está construido en sándwich/infusión y desplaza solo 9.900 kilos—, la oferta que tiene ante sí el lector es sumamente atractiva y, en este contexto, el J/45 reúne todas las características para que lo situemos en la primera línea del escaparate.

A disfrutar de la vela

La unidad en que navegamos en aguas de Port Ginesta era la primera que salía del astillero. Estaba dotada con palo de carbono estándar alto, botalón de carbono, obenques rígidos, back hidráulico y contaba con seis winches, los dos de piano en el tejadillo a ambos lados del tambucho y los primarios y secundarios. Y por supuesto, doble rueda con sus correspondientes consolas de repetidores y el carril de escota de mayor en el plan, como no podía ser de otra manera.  Las velas, Incidence de membrana D4, y un ropero completo que incluía gennaquer y Código 0. Una configuración completa para disfrutar y sacarle el máximo rendimiento posible, a la que hay que añadir el arraigo de trinqueta con driza bloqueable.

Digamos que de serie se entrega con génova, aunque puede elegirse opcionalmente aparejarlo con foque autovirante.

Con esta dotación y un viento real de 8-10 nudos el barco se mantenía entre los 7-9 nudos  en ceñida y en 8,5 con Código 0.

Las cifras obtenidas por algunos de nuestros colegas de ensayo en salidas diferentes, se mantenían en estos parámetros: con un viento de 15,5-17 nudos de real y navegando con génova a un ángulo de viento verdadero de 50-55° nuestro colega finlandés registraba una velocidad del barco de 8,5 nudos.

En su traslado hasta Port Ginesta, con un poco más de viento y el genaquer, el barco pudo mantenerse, según comentaba su distribuidor en España Jordi Batlle de J Boats Spain, en promedios en torno a los 10 nudos.

Y quedan las prestaciones en navegación a motor, importantes en el verano, cuando al final de un día sin viento hay que volver a puerto: con el Volvo de 60 Hp y hélice de tres palas plegables, el J/45 mantenía un crucero de 7,6 nudos a 2.400 rpm y una máxima de 8,4 nudos.

Hasta aquí los datos. Pero tan importantes como ellos son las sensaciones: bien asentados en la brazola, el J/45 se percibe equilibrio y estabilidad, se siente la rueda, y el paso de la ola es suave, sin brusquedades, como en un barco de mayor eslora. El carro de escota y el winche quedan perfectamente a mano. Hay reposapiés y el control del barco no requiere más que los propios brazos del timonel…o mejor dicho los dedos, ya que con el viento con que navegábamos bastaba un ligero toque de rueda para que el barco respondiera de inmediato. La sensación que buscan los cañas en regata y que agradecen los armadores en crucero al no obligarles a estar continuamente tirando de la rueda.

Por lo demás, todo en su sitio. Las escotas de la vela de proa corren bajo cubierta y solo emergen a la altura del winche dejando los pasos de las bandas despejados. Además, a pie de tambucho, un cofre permite guardar los cabos, lo que despeja el plan de la bañera y lo libera de los típicos y molestos spaghettis. En suma, una bañera limpia, ergonómica y capaz, con una mesa central real y robusta, a lo que hay que añadir el paso a popa entre las ruedas amplio y con un soporte central de inox al que se fijan los guardamancebos que sin duda se agradecerá en navegación de crucero.

Interior mixto

El astillero ha encargado a Isabelle Racoupeau la creación de un interior del barco que responda al doble concepto de barco rápido usable en regata cuando se requiera —en el que la funcionalidad seria el único criterio director— pero que también ofrezca la sensación real de que uno se encuentra en un crucero habitable y cómodo. Y la diseñadora lo ha logrado con elegancia, combinando el plan oscuro —a nuestro gusto con excesiva tornillería— con la madera en las bandas y el mobiliario y el resto del volumen blanco, sin cargar las tintas en accesorios poco funcionales que puedan estorbar.

Nada es sobrero y todo está bien dimensionado: el paso central es amplio y hay altura interior, con pasamanos escamoteados en el techo, cocina en L ampliada también circundada con sólidos pasamanos y pantalla de metacrilato de separación con el salón, una mesa de cartas como debe ser en un barco en el que se navegará en crucero, sofás cómodos y con asiento ancho y repisa posterior, cofres altos todo a lo largo de las bandas… Y todo ello en un entorno de mucha luz natural gracias no solo a las ventanas de la caseta y la escotilla del tejadillo sino al añadido de las ventanas del casco que, además de luz, proporcionan vistas sobre el mar y el entorno incluso sentados.

El diseño de la mesa de cartas es excelente y no solo estéticamente, o por su comodidad y espaciosidad, sino por los detalles, como los guardamares que son en realidad portaobjetos por lo que nunca rodarán por el plan, los cajones en la base o el gran espacio lateral destinado a panel de electrónica en el que cabrá todo lo que necesitemos.

También la cocina refuerza el concepto de crucero para navegaciones largas en aguas abiertas, con sus neveras de apertura frontal y superior, cajones bajos y altos siguiendo la fluidez de líneas del resto de los del salón y una superficie de trabajo grande con guardamares altos integrados.

La unidad en que navegamos ofrecía dos cabinas y dos baños y un pañol con puerta que era accesible también desde la bañera, abierto hacia popa y desde el cual se podía alcanzar la zona de popa con el sector, el eje del timón y el piloto automático.

Sin embargo, si no se requiere, opcionalmente este espacio puede convertirse en una tercera cabina. Personalmente, la opción de entregar el barco de serie con pañol creemos que es un acierto.

En suma, J Composites ofrece con esta unidad, cuyo precio se sitúa en torno a los 435.000 euros sin impuestos, un crucero rápido y polivalente, que permite tanto que su propietario lo arme tanto para regatas costeras o de altura con tripulación completa ya que el interior lo permite,  como para navegar a dos, con tripulación reducida o con la familia al completo sin que tenga que renunciar ni al placer de la vela ni al confort necesario y exigible en un crucero.

Características técnicas

Velero J/45

Eslora de casco: 13,85 m

Eslora de flotación: 12,56 m

Manga máxima: 4,25 m

Calado: 2,30 m

Desplazamiento: 9.900 kg

Lastre: 4.150 kg

Superficie vélica con foque: 121 m2

Superficie vélica con asimétrico: 180 m2

Motor: Volvo 60/75 Hp

Categoría CE: A

Diseño: Berret-Racoupeau

Constructor: J Composites, jcomposites.eu

Importador: J Boats Spain/Nautamarine, jboats.es

Precio: 435.000 euros sin impuestos.

Artículo anteriorFIM 340 REGINA ENCANTA A VENECIA, A LA ESPERA DEL ESTRENO DEL 470
Artículo siguienteMÁS DE 30 MIL VISITANTES PARA LA TERCERA EDICIÓN DEL SALÓN NÁUTICO DE VENECIA