IPORA, 6 METROS DE CEDRO QUE BRILLA CON LUZ PROPIA

Compartir en:

Tiene 6 metros de eslora y fue construida en 1982 por el astillero García Hermanos. La encontraron muy deteriorada y después de una amplia restauración, hoy está flamante.

La lista es cada vez más extensa de las lanchas clásicas Argentinas y se suman permanentemente personas que apuestan a recuperar y restaurar estas embarcaciones, que por diferentes motivos se transforman en victimas del implacable paso del tiempo.

Hace unos días, nos enteramos de la reciente restauración de Ipora, una hermosa embarcación de madera de 6 metros de eslora que fue construida por el Astillero García Hermanos, en el Tigre hace un poco más de 33 años. Tomamos contacto con su propietario y coordinamos la nota para una excelente y calurosa tarde de octubre.

La lancha mantiene su originalidad en sus delicadas líneas clásicas, de proa redondeada y popa recta, que termina en un espejo de corte recto. Mantiene su parabrisas original y se respetó la distribución interior.

Nota en Paralelo Cero TV con Lorena Franceschetti

La restauración total estuvo a cargo de Marcelo López, quien nos comentó que entre otras cosas, se reemplazó por completo el primer forro del fondo, con la lona que va entre los dos forros del fondo. Se pintó el fondo con bituminoso para formar una barrera antihumedad. Se reemplazaron todos los tornillos de bronce cromados por acero inoxidable. Se cambió el botazo original de bronce por uno igual hecho en acero inoxidable. Se cromaron todos los herrajes. Además, en cubierta se abrieron todas las juntas de goma emparejando el ancho de la ranuras, se engomó y pulió toda la cubierta. Se le dio 12 menos de barniz marino y luego se lustró.

En cuanto a sala de máquinas, se puso un matafuego automático con un tirete para accionarlo desde el comando en caso de emergencia. Se le pegó un aislante de ruido en la cubierta de la sala de máquinas y se le hizo un repaso y puesta a punto al motor.

La madera del casco es cedro Boliviano, en tanto las cuadernas y estructura es viraro. Todas están flamantes y lucen como en sus mejores épocas.  Los herrajes brillan y los detalles son parte de un conjunto armonioso y bello.

La disposición interior se compone de un amplio asiento de banda a banda para el timonel y hasta dos personas más. En el medio del respaldo, hay una abertura que sirve para pasar hacia el cockpit y dirigirse a la popa, donde hay otro amplio sillón que ocupa los 2,30 metros de la manga. Más atrás, la tapa doble de la sala de máquinas, compuesta de la misma madera del casco.

Ipora es otro fiel ejemplar de del rico parque de embarcaciones clásicas de nuestro país y además, un testimonio de la excelente mano de obra artesanal de los astilleros que fueron pioneros de la náutica Argentina.

Ficha técnica

Eslora: 6 metros

Manga: 2,30 metros

Puntal: 0,98 metros

Desplazamiento. 2 toneladas

Motor: Ford V8 de 275 hp

Año de construcción: 1982

Astillero: García Hermanos