Bajante del Panará, Entre Ríos

Desde el INA indicaron que seguirá el escenario de sequía hasta el verano y que “se está lejos de la recuperación de los niveles normales del río Paraná”

Luego de pasar ya tres años de un escenario macro de sequía y bajante extrema del río Paraná, desde el Instituto Nacional del Agua (INA) se monitorea la situación para lo que serán los próximos meses de cara a la evolución del fenómeno. Pronosticando un escenario de lluvias “por debajo de lo normal”, desde el organismo advirtieron que las aguas bajas se mantendrán al menos hasta el próximo verano, pensándose en una recuperación de los niveles normales “en febrero o marzo de 2023”.

Actualmente el nivel del río Paraná frente al puerto de Santa Fe es de 1,53 metros, aunque en el último mes subió 60 centímetros habiéndose estacionado en los últimos 14 días.

UNO Santa Fe dialogó con el subgerente de Alerta Hidrológico del INA, Juan Borús, quien a propósito de la situación de bajante en la cuenca del Paraná afirmó: “Desde el punto de vista climático, lo que vemos semana a semana y en las reuniones mensuales con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) en esa perspectiva es que este escenario de sequía en toda la cuenca va a continuar, con un escenario que arrancó desde septiembre 2019, y el escenario trazado se mantiene hasta el 30 de noviembre. Seguiremos hablando de bajante, de aguas bajas, de lluvias por debajo de lo normal en toda la región”.

Toda la atención está puesta en lo que pasará en la alta cuenca del Paraná, con una perspectiva que se divide en dos partes en el análisis realizado desde el organismo nacional. “La mitad norte de la cuenca del Paraná en Brasil en la zona de las presas de embalse la perspectiva indica lluvias normales e inclusive podría haber algún episodio de lluvias por encima de lo normal en la primavera. Lo mismo pasa con la mitad sur de la alta cuenca del Paraná más cercana a Itaipú. Este panorama invita a pensar que todavía se está lejos de salir de esta situación”, sostuvo Borús.

“El lado positivo es que se empieza a ver que durante el verano se podría ver una normalización en cuanto al clima durante el verano. Desde el punto de vista meteorológico tenemos por delante unas semanas de lluvias muy escasas en toda la cuenca de formación del río Paraná, pero en las semanas siguientes vamos a tener lluvias en lo que es el tramo misionero paraguayo del Paraná que tiene rápida reacción”, manifestó.

En cuanto a lo hidrológico, el referente del INA postuló que “los suelos en la alta cuenca del Paraná en Brasil y norte de Argentina muestran una seca predominante con sus variaciones. Estamos mejor que el año pasado y continuaríamos así. Todo esto lleva a pensar que va a ser difícil que el río Paraná vuelva a tener en los próximos meses una condición con niveles tan críticos como los que se vieron en enero de este año. Estamos equidistantes entre los valores tremendamente críticos que vivimos en enero y los valores que debería ser normales”.

“Los caudales que ingresan a la Argentina desde Brasil tienen una perspectiva de mantenerse en los niveles actuales, por varias razones. Con esto, los niveles del río en Santa Fe y de Reconquista para abajo continuarían evolucionando más o menos en los valores que tenemos ahora, lejos de volver a la normalidad. Este retorno a niveles normales podría hacerse visible a partir de febrero o marzo del año que viene, está muy lejos”, concluyó.

Incendios

Consultado por los incendios en el delta del Paraná y la injerencia de la bajante, Borús indicó que “no es una buena noticia porque se necesitaría que el río creciera rápidamente para que los bajos y los esteros estén cubiertos, sobre todo en la zona del delta. Lo que se desearía es que las lluvias sobre la región sean medianamente más parecido a lo normal, cosa que no se está dando. La tendencia climática indica que continuaríamos con lluvias por debajo de lo normal, con lo que el problema de los incendios en el delta no tendría el mejor marco con meses en los que la temperatura va a ir creciendo”.

Artículo anteriorEL MAR DE MAR, UN INCONVENIENTE SUPERABLE
Artículo siguienteHOY EN ESLORAS PROBAMOS LA LANCHA KLASE A 235