Hace algunos meses ya teníamos noticias de esta lancha. Primero fue un amigo del río quien nos pasó el dato de una pequeña y hermosa embarcación de madera que la vio navegar por el Río San Antonio. Luego nos enteramos que fue vista fondeada frente a la Isla Gorriti en Punta del Este; hasta que finalmente en noviembre del año pasado tomamos contacto con Alexis Plaghos, su propietario y último responsable del excelente estado de la Baby Wood.

 

Por Gastón Larripa / gaston@comunidadnautica.com

Primero lo invitamos a “Clásicos del Bicentenario”, el encuentro de barcos clásicos que organizamos en 2010 y luego organizamos una nota para nuestro programa “Paralelo Cero” (Jueves 21:30 hs – El Garage TV) donde lógicamente aprovechamos para una sesión de fotos que compartiremos con ustedes.

La inmaculada lancha, construida en 1964 en los Astilleros Cardoso, brilla con luz propia. Presenta armoniosas líneas en sus poco más de 5 metros de eslora. El cedro que compone la totalidad de la estructura conjuntamente con las tapas de regala en cahoba se encuentra en perfecto estado de conservación.

Mantiene el estilo clásico y todos los detalles están cuidados a la perfección: asientos, tapizados, parabrisa, herrajes, panel de instrumentos, volante y morse entre otras cosas.


Charlando con Alexis le preguntábamos qué nos podía aportar de la historia de la lancha.

“El último dueño (anterior a mi) fue quien la rescató en la Guardería Boatcenter, le hizo la primer restauración pasando por las manos de Raponi (reconocido ebanista naval de nuestro medio)  poniéndola en condiciones. Luego de un tiempo dejó ir la lancha, lo que generó el típico y obvio deterioro que se produce en estas embarcaciones cuando uno deja de usarlas hasta que finalmente decidió venderla y ahí la encontré. Esto fue enero de 2008”.


A partir de ese momento el nuevo “novio” de esta belleza emprendió diversas tareas de restauración que fueron encargadas a Alejandro Calcagno, quien con su equipo de artesanos obtuvieron los excelentes resultados que están a la vista. En relación a todos estos trabajos, Alexis agregó:

“Estructuralmente estaba entera y sana, pero con mucha falta de mantenimiento y parte del fondo podrido. Lo mismo con la mecánica, en  condiciones pero tenia las juntas sopladas, entre otras cosas.

Se la desmanteló a cero para empezar desde el principio. Cambiamos varias tablas, reparamos la roda y le hicimos todo el fondo. Trabajo realizado por Miguel Fucksinsky. El negro Quiroga y su sobrino Gonzalo,quienes le dieron 12 manos de barniz a pincel, repararon y repasaron los bitters de la cubierta y detalles generales de pintura y terminación como el tablero, el timón y el remo.

Además realizamos el solarium extraíble y las dos butacas a espalda de la timonera para mejor aprovechamiento del espacio. De esta tarea se ocupó Adrián Di Giácomo, quien también modificó la base del morse que se cambió por uno correspondiente a la época de la embarcación y realizó el mascarón de proa en acero inoxidable. Se cambiaron herrajes y se pulieron los existentes que fueron reutilizados. Se realizo toda la tapicería a nuevo con la gente de “Borello”, quienes realizan los trabajos para el Astillero Altamar.

Repasamos la instalación eléctrica, bombas, etc. Cambiamos llave de corte y agregamos una batería. Dejando un circuito de motor y otro para uso. También se realizó un repaso total del motor que quedó en las manos de Rubén Renosto”.

Durante la nota pudimos navegar toda una cálida tarde por distintos arroyos y ríos de nuestro Delta. Apreciamos la sensibilidad de Alexis a la hora de hablar de su Baby Word y queda muy claro el cariño, dedicación y pasión que tiene por esta embarcación. Todo esto se ve plasmado en la presentación de la lancha, la cual es utilizada semanalmente por él y su familia; lo que significa que no es una pieza de museo que está “perfecta” porque no se usa…

Lorena Franceschetti (conductora de Paralelo Cero TV) y Alexis, propietario de Baby Wood, durante la nota.

¿Y sobre el nombre que se puede aportar Alexis?

“Originalmente se llamó “Ahora sí”, el nombre lo cambió un dueño anterior en el año 1986. Si bien considero que los nombres no se cambian; a mi me llego con éste que obviamente mantengo y además la caracteriza perfectamente. Babywood en inglés significa “bebé de madera” en alusión al cuidado que se le debe dar o también “nena de madera” en el sentido clásico de una joven y atractiva señorita.


Características técnicas

-Año: 1964

-Astillero: Cardoso (o Cardozo????)

-Eslora: 5.30m.

-Manga 1.95m.

-Puntal 1.10m

-Madera: cedro

-Motor interno, 6 cilindros, con línea de eje.

-Tanque de combustible: 80 litros.

-Carga de aceite: 4.5 litros.


 


Motor

-Ford 6 cilindros: “Seis Especial”, Sprint

-Con línea de eje.

-Ford “Six”

-Tipo: seis cilindros en línea

-Diámetro: 93.47mm

-Carrera: 87.88mm


 

 


“¡Hacerla planear a velocidad crucero, con el río tranquilo y sin olas, es una de las sensaciones más agradables que se puede tener!”


Compartir en: