Comunidad Náutica

Toda la información náutica Argentina y el mundo. Los contenidos de Paralelo Cero, Esloras y la revista Paralelo Cero Magazine.

CATAMARÁN DE HIDROALA ELÉCTRICO GANA EL CONCURSO DE INNOVACIÓN EN FRANCIA

BATERIAS DETROIT

El L’Overboat fue el ganador de las innovaciones de 2021. La competencia se centró en las innovaciones para las empresas de rodadura en la región de Occitania en Francia.

 

Con sólo 3,1 metros de eslora (10 pies), el barco es un catamarán eléctrico con hidroalas que prácticamente despega, manteniendo solo las palas y patas en el agua después del despegue. Y lo mejor: sin costes operativos (no utiliza combustibles fósiles) ni ruido y con emisión cero de contaminantes. No es casualidad que el pequeño catamarán también haya recibido el certificado Solar Impulse, que es beneficioso para el medio ambiente.

El concurso, como su nombre indica, buscó proyectos con carácter innovador, que fueran viables y tuvieran un impacto económico-financiero, ya sea a nivel regional, nacional o internacional, induciendo la cooperación entre círculos académicos y económicos.

Loverboat

Hay varias categorías y el mejor proyecto sería aquel que cumpliera con todos los requisitos. Los jueces estaban revisando y seleccionando, o eliminando, cada uno de los inventos, hasta que terminaron eligiendo L’Overboat como proyecto número 1.

Creado por el oceanógrafo Vincent Dufour, está equipado con un banco de baterías de 48V, con 70Ah de capacidad, además de un motor de 4.5kW que no requiere una licencia de navegación obligatoria, al menos en la mayoría de las jurisdicciones. Con el uso de hidroalas, el catamarán sale del agua a 7,5 nudos y alcanza los 15 nudos a máxima velocidad. A velocidad de crucero, 11 nudos, la autonomía es de 2 horas.

El diseño, el resultado de una asociación entre Yacht Design Collective y JB Epron, combina ingenio y destreza en un solo barco. Para navegar, el piloto desliza las baterías en un compartimiento en la cabina y coloca las alas del hidroala manualmente en el agua. En el caso de aguas muy poco profundas, simplemente retraiga las hojas y continúe, sin el uso de hidroala.

Para que L’Overboat “vuele”, el peso es un factor determinante. Para que esto fuera posible, fue decisivo el apoyo de la Universidad de Montpellier y de muchos de sus laboratorios, además de la participación del Astillero SCC, experimentado en compuestos generales y alas de aluminio, que contribuyó a que el buque moviera sólo 100 kilos.

La certificación medioambiental indica que tiene un bajo consumo energético en relación a la velocidad y un 90% menos de emisiones de CO2, ya que un motor eléctrico con accionamiento directo consume 3 veces menos energía que un motor térmico con la misma potencia.

Tras ganar el concurso, el equipo de Neocean reveló que su siguiente paso es desarrollar una versión del mismo catamarán para dos personas.

Fuente: Náutica Brasil

Compartir en: