PERSHING 140: BIENVENIDO AL PARAÍSO DE LOS SUPERYATES

Compartir en:

Desde hace tres décadas, el astillero Pershing ha unido artesanía y tecnología para dar vida a embarcaciones extraordinariamente rápidas y confortables. Ahora, acaba de dar un salto cuantitativo y cualitativo, añadiendo más innovación y diseño para adentrarse en el sector de los superyates. El Pershing 140 es el nuevo buque insignia de la marca y la primera creación de este astillero fabricada en aluminio.

Esta máquina es el resultado de la colaboración entre el arquitecto Fulvio De Simoni, el Comité de Estrategia de Producto de Ferretti (dirigido por el ingeniero Piero Ferrari) y el Departamento de Ingeniería del grupo. Construido en Ancora (Italia), este Pershing de 43,30 metros destaca a simple vista por su volumen y sus tres enormes cubiertas.

Diseñadores e ingenieros apenas tuvieron una premisa de cara a dar vida al 140: mantener el rendimiento de un barco Pershing en un yate de grandes dimensiones. La plataforma del casco fue diseñada específicamente para ofrecer un alto rendimiento, presentando excelentes capacidades hidrodinámicas a altas velocidades. La propulsión corre a cargo de cuatro motores MTU 16V2000 M96L de 2.635 CV cada uno, logrando una velocidad máxima de 38 nudos.

El Pershing 140 no es sólo el primer superyate de la marca, también es el primer modelo que cuenta con una cabina elevada conectada directamente con la cubierta superior, el primero en el que el armador tiene un espacio reservado en la cubierta principal y el primero que ha maximizado todos los espacios y áreas sociales para la diversión de los pasajeros. Toda esta distribución está unida entre sí a través del beach club, que se amplía gracias a tres secciones desplegables.

Las líneas exteriores son elegantes y deportivas, una fisionomía reforzada por la rejilla de acero en proa, que otorga a la embarcación un carácter único y mejora la aerodinámica. Hay más detalles innovadores desde el punto de vista del diseño a lo largo y ancho del yate, que combinan con otros rasgos emblemáticos de la marca. Como las dos alas laterales que se van integrando en la superestructura para luego conectar con el comienzo de las pasarelas por ambas bordas.

Poseer un gran eslora sirve para ofrecer exclusividad y diversión a los invitados y por ello un garaje repleto de juguetes acuáticos nunca puede faltar. En el nuevo Pershing 140 hay espacio para una lancha Williams 565 (5,7 metros) y una moto de agua. Dos escotillas laterales en babor será la puerta al agua del equipo auxiliar.

odavía en la cubierta principal, encontramos espacios donde mantener la privacidad de miradas ajenas, destacando el entresuelo exterior alrededor de la cabina, que se divide en dos áreas: una primera para tomar el sol y una terraza, protegida con paredes acristaladas y en la que manda una mesa con capacidad para 10 comensales. También se puede buscar intimidad en la la parte central cubierta superior. Concebida como una espaciosa terraza panorámica, cuenta con bar, parrilla, proyector de TV y cine, equipo de música, zona de solarium y el segundo cuadro de mandos para controlar el yate.

Mención aparte merece la zona de proa, sólo accesible a través de las pasarelas laterales. Mientras el Pershing 140 navega, esta zona permanece totalmente acolchada, siendo un enorme salarium, para optimizar la aerodinámica. Cuando éste esta fondeando o amarrado, emerge un jacuzzi y un salón con asientos.

EN LAS ENTRAÑAS

Por dentro, como buen superyate, el Pershing 140 es un espacio para ser configurado y vestido al gusto del propietario, que contará con la ayuda de los diseñadores del estudio de Fulvio De Simoni y de los arquitectos del grupo Ferretti. Desde la cubierta principal, accedemos por la puerta de cristal a la sala de estar y a la zona de comedor. Y ya en el área central conduce, por un lateral, a los camarotes de la tripulación y, bajando por las escaleras, a la cocina. Por el otro lado, llegamos a la suite del armador, que ocupa toda la manga y que consta de cama doble, vestidor, salita, baño completo. Y por proa, bajando a la cubierta inferior, se sitúan los camarotes para invitados: cuatro cabinas, dos con camas dobles y otras tanto, individuales, todas con armario y baño propio.

El Pershing 140 acaba de entrar en el paraíso de los superyates, un segmento donde el tamaño sólo está limitado por la holgura de los bolsillos del cliente. Los que más tienen, sueñan con esloras más grandes. Pero también hay quien busca yates de lujo con esloras más reducidas con un rendimiento mayor. Y ahí es donde el nuevo buque insignia del astillero de Ancora busca brillar con luz propia.

Ficha Técnica

Astillero: Ferretti Superyacht Yard | Arquitectura naval: Pershing | Diseño exterior e interior: Fulvio de Simoni Yacht Design | Casco: Aluminio | Eslora: 43,30 metros | Eslora de flotación: 36,38 | Manga: 8,55 m | Calado: 2,05 m | Desplazamiento: 235 toneladas (sin carga) | Velocidad máxima: 38 nudos | Autonomía a 10 nudos: 1.400 millas náuticas | Invitados: 11 personas (en cabinas) | Tripulación: 7 | Capacidad de combustible: 30.000 litros | Cap. agua: 4.000 l | Motor: 4 x MTU 16V2000M96L (1.939 Kw a 2.450 rpm) | Generadores prin.: 2 x Zenoro 80 kW 400 V 50 Hz

 

Fuente nota: www.expansion.com/nauta360