Comunidad Náutica

Toda la información náutica Argentina y el mundo. Los contenidos de Paralelo Cero, Esloras y la revista Paralelo Cero Magazine.

MANHATTAN EN NUEVA YORK, LA ISLA MÁGICA

Nueva York - Mahattan, la isla mágica

Nueva York - Mahattan, la isla mágica

La propuesta es un paseo andando para sentir y respirar la ciudad, desde el Lower Manhatan hasta el emblemático pulmón verde de la gran manzana. En el camino, monumentos, barrios famosos, edificios de películas, gastronomía de al paso y la magia de una metropoli que sorprende a la vuelta de cada esquina.

 Observando la Estatua de la Libertad desde las barandas del paseo costero de “Battery Park”, en la zona más baja de la -gran manzana-, iniciamos nuestra caminata a las 9 horas desde este parque histórico situado en el extremo de “Financial District”. El nombre viene de la batería de cañones que se encuentran en el parque y que protegieron a la ciudad a comienzos del siglo XIX.  A pocas cuadras, recorrimos la “cty” neoyorquina, una zona con intensa actividad financiera en horas de la mañana y hasta pasado el mediodía. La foto obligada es en toro de bronce que esculpió Arturo Di Mónica y que simboliza el mercado de Wall Street.

Situada en la intersección de Wall Street con Broadway, nos encontramos con la iglesia de la Trinidad, famosa como “Trinity Church” que desde 1846 es una postal de estilo neogótico en la zona.  A pocos metros, se encuentra una de los lugares emblemáticos de la ciudad después del 11 de septiembre de 2001. “Ground Zero” evoca los atentados más terribles de la historia. Hoy, dos grandes piletones yacen en los sitios donde estaban las “Torres Gemelas”. El complejo incluye memoriales y museos  de los atentados. La atracción por estos tiempos es el “One World Trade Center”,  originalmente llamado Freedom Tower. Está diseñando combinando el proyecto del arquitecto Daniel Libeskind, ganador el 27 de febrero de 2003 del concurso de la Corporación de Fomento del Bajo Manhattan, y el del arquitecto David M. Childs, propuesto por el dueño del “World Trade Center” Larry Silverstein. La torre tiene una altura de 1776 pies, una cifra que rinde homenaje al año en que se declaró la Independencia Americana. Incorpora la más alta tecnología en diseño, construcción y seguridad. Se puede visitar y el mirador en lo más alto es una experiencia increíble.

Luego continuamos por la bella Broadway, avenida con muchas tiendas y restaurantes.  En la intersección con Fulton St. se sitúa  “St. Paul Chapel”, una pequeña iglesia de estilo georgiano perteneciente a la parroquia de Trinity Church, fue construida en 1766 por Thomas McBean. Tras el atentado del 11 de septiembre, este lugar se ha convertido en reducto homenaje a sus víctimas.

Siguiendo por Broadway, llegamos a “City Hall Park”, donde su principal objeto es el “City Hall”, el ayuntamiento de la ciudad de Nueva York. Fue construido en 1811 por el arquitecto francés Joseph-François Mangin bajo una mezcla de estilos federal y renacentista francés. En el piso superior del edificio, se encuentra la “Governor´s Room”, una sala que alberga un museo en el que se pueden admirar pinturas y mobiliario antiguo.

Cerca de esta zona, nos podemos desviar a recorrer dos barrios tradicionales del Lower Manhattan. “ China Town” y “Little Italy”. Sitios poblados por los inmigrantes que llegaron a Nueva York y que hicieron prevalecer sus costumbres, estilos, gastronomía y productos tradicionales. Esta zona, y según los gustos, es una excelente opción gastronómica, tanto en sabores orientales, como en exquisitas pastas y pizzas italianas.

En Unión Square tomamos la tradicional “Quinta Avenida”, una de las más populares y famosas de Manhattan. A pocas cuadras, está el gigante de cemento “Madison Square Garden”, complejo deportivo y de espectáculos. La historia del Madison se remonta a 1869 y es la sede del equipo de baloncesto New York Knicks. Además aquí han actuado los más famosos artistas tanto nacionales como internacionales y se recuerdan grandes veladas de box. Hay visitas guiadas cada dos horas.

A cuatro cuadras (siempre con sentido al “Central Park”) llegamos al edificio quizás más famoso del mundo. El “Empire State” es la seducción principal (junto a la “Estatura de la Libertad”) de todos los visitantes que llegamos por primera vez a Nueva York. Inaugurado el 1 de mayo de 1931, más de 2.5 millones de personas visitan el edificio al año. Los observatorios se encuentras en los pisos 86 y 102 desde donde se divisan espectaculares vistas de la ciudad (tanto de día como de noche). Por la entrada de la Quinta Avenida, podrá admirar el vestíbulo de mármol con decoraciones Art Deco.

La “Biblioteca Pública de Nueva York” esta muy cerca y es otra de las atracciones de la Quinta Avenida. Vale pena entrar y recorrer sus instalaciones. Hay visitas guiadas donde se puede apreciar parte de sus tres millones de libros, una de las mejores dotadas del mundo.

Muy cerca (en 87 East 42nd Street) vale la pena conocer la “Gran Central Terminal” Comenzó a construirse en 1903 y el escultor francés Jules-Alexis Coutan creó el conjunto escultórico “Transportation” en la fachada Sur de la estación, donde, sobre un gran reloj, el Dios Mercurio está flanqueado por Hércules y Minerva. El cielo del vestíbulo fue creado por el pintor francés Paul César Helleu en 1912 con una característica peculiar y es que las constelaciones están pintadas al revés. Escenario de infinidad de películas, por esta terminal pasan diariamente 750.000 personas y parten y llegan trenes desde todas la región metropolitana de Nueva York. Hay visitas guiadas y en su primer subsuelo (en los accesos a los andenes) existe un gran patio de comidas con las mas variadas opciones gastronómicas (nosotros almorzamos en Shake Shak, una pequeña cadena de hamburguesas que impone un sabor diferente a esta comida tradicional, altamente recomendable: www.shakeshack.com).

Entre las Calles 48 y 51, y las Avenidas Quinta y Sexta, se ubica el Rockefeller Center, el complejo comercial y de entretenimiento más grande de Estados Unidos. Quizás, la postal más famosa es su árbol en vísperas de navidad y la pista de hielo en su patio central.  Justo en frente, y rodeada de rascacielos podemos visitar la mayor Catedral católica de estilo gótico de Estados Unidos. La Catedral de San Patricio comenzó a construirse en 1858 y es el símbolo del dominio católico irlandés de finales del siglo XIX, está dedicado a San Patricio (patrón de los irlandeses) y es la sede de la archidiócesis Católica.

En el último tramo de nuestro paseo, llegamos a la zona ubicada entre la 7ª Avenida y Broadway, y las calles 42 y 47, “Times Square” es el corazón de la ciudad en general y del distrito teatral de Nueva York en particular. En origen este lugar era conocido como Long Acre Square, pero pasó a llamarse Times Square tras ubicarse en 1904, en el cruce de la Calle 42, las oficinas del New York Times. En 1913, las oficinas del periódico se mudaron al 229 de la Calle 43, y el edificio tomó el nombre de 1 de Times Square en 1961. El mundo pasa por este sitio y es aquí donde el visitante se detiene tanto de día como de noche a presenciar el pulso de una ciudad que no descansa.

Por Brodway, hacemos las última cuadras de nuestra caminata hasta llegar a “Columbus Circle”, una de las entrada al legendario “Central Park”, el pulmón verde de Mahattan”. Mide 4 km. de largo por 800 m. de ancho, y tiene una superficie de 341 hectáreas en las que hay plantados 26.000 árboles y donde conviven 275 especies de aves. En sus 93 kilómetros de caminos es muy fácil perderse, por lo que es recomendable hacerse con un mapa del parque. Hay muchísimas cosas para ver y hacer en el parque (www.guiadenuevayork.com/central-park). La recomendación es dedicarle medio día como mínimo a este sitio y consultar una guía para diseñar la visita.

Esta propuesta de paseo por Nueva York es para un viajero, con muchas ganas de caminar (son aproximadamente 10 kilometros),  que no cuenta con mucho tiempo y que en una caminata de un día (con varias paradas) puede recorrer el corazón de la “gran manzana” y no perderse algunas de las atracciones mas importantes. Por su puesto que la oferta de Nueva York es amplísima y las actividades podríamos decir, infinitas.

Cómo llegar

-Aerolíneas Argentinas, LAN, American Airlines y Delta veulan desde Buenos Aires hacia JFL International Aiport en NY (desde U$S 1200). Los visitantes Argentinos necesitan VISA para ingresar a Estados Unidos (ar.usembassy.gov/es/visados).

Como moverse

-El sistema de transporte en NY es muy completo y cuenta con un sistema de subtes que toda la ciudad e inclusive fuera de Manhattan. Además, están los tradicionales taxis amarillos que son una buena experiencia, aunque sea para un tramo corto.

 Guías

Loney Planet tiene una guía muy completa y actualizada de NY (loneyplanet.es)

-En internet, te recomendamos www.guiadenuevayork.com

New York Pass

Es una tarjeta con pase free a casi todas las atracciones de la ciudad (museos, edificios, paseos), como así también transportes turísticos (buses, barcos, taxiboats, bicicletas, etc). Se puede comprar por 1, 2, 3 y hasta 10 días. Si tiene pensado visitar y realizar muchas actividades, vale la pena y el porcentaje beneficios / costos, es muy conveniente.

Para dormir

Las opciones son mas que variadas y para todos los gustos, hay de todo, solo hay que buscar. La recomendación es optar por alojamiento en Manhattan y en los barrios más tranquilos. Chelsea y Greenwich Vilas (sobre el Río Hudson) son barrios tradicionales, con residentes locales. En sus calles no hay el caos de las grandes avenidas. Hay muchas líneas de subte en la zona y siempre buscar un hotel próximo a una de ellas.

Compartir en: