Comunidad Náutica

Toda la información náutica Argentina y el mundo. Los contenidos de Paralelo Cero, Esloras y la revista Paralelo Cero Magazine.

FINALIZÓ LA EDICIÓN 2020 DEL MIAMI BOAT SHOW INTERNACIONAL

Miami Boat Show 2020

Consolidado como uno de los clásicos certámenes del mundo, finalizó ayer la 32º edición del Miami Yacht Show 2020, que desde el 14 al 17 de febrero reunió más de las 400 embarcaciones más lujosas del mundo. El evento superó las previsiones de los expertos, que calculaban la asistencia de más de 30.000 aficionados.

Admás, cerca de un millar de barcos de recreo atracaron en Miami a partir de este jueves con motivo del Miami International Boat Show 2020, una de las ferias más importantes del sector náutico internacional, que atrajo a miles de personas y generó negocios por más de 850 millones de dólares.

La feria, en la que se dieron  cita las principales marcas de la industria, se situó por quinto año consecutivo en el cayo Virginia, una de las islas de la bahía Vizcaína, que está unida al continente por el puente que lleva hacia Cayo Vízcaíno.

Allí se ha construido una marina provisional con materiales naturales donde estuvieron presentes 1.400 embarcaciones para los amantes de los yates y catamaranes.

Compañías europeas como la francesa Dufour Yachts, la danesa X-Yachts o las españolas Astondoa o De Antonio Yachts, entre otras muchas, presentaron sus últimos modelos en embarcaciones y las novedades en radares, sonares y demás aparejos en una edición de esta feria en la que la sostenibilidad será la palabra clave.

Son muchos los que aprovecharon la oportunidad para darse una vuelta en las diferentes embarcaciones, como por ejemplo, el Serenity 64, un yate híbrido con placas solares de 20 metros de longitud y diseñado por Ken Downing.

Sin embargo, este no fue solo un evento para “los ricos y famosos” sino que hubo productos para públicos con presupuestos medios, desde el Sunreef 80, un yate de más de 24 metros de longitud cuya marca no quiso revelar su precio para tratar directamente con compradores, hasta el NauticStar 191 Hybrid, una embarcación de 30.000 dólares.

“Hubo compañías de todos los tamaños, con empresas que presentaron sus barcos de catorce pies (4 metros) hasta aquellos de más de ochenta (24 metros). Hubo variedad de productores y vendedores, por lo que no solo es para grandes compañías, es una representación de toda la industria náutica”, comentó el director del evento, Larry Berryman.

Miami” es una de las ferias más importantes a nivel internacional y se estima que tuvo un impacto económico de unos 855 millones de dólares y generó más de 5.000 puestos de trabajo, unas cifras realmente impresionantes.

“El estado se beneficia enormemente de los impuestos que genera la feria y hay muchas industrias fuera del mundo de los barcos a las que les afecta también, ya sean hoteles, restaurantes o establecimientos de cualquier otra índole”, dijo Berryman.

Compartir en: