Comunidad Náutica

Toda la información náutica Argentina y el mundo. Los contenidos de Paralelo Cero, Esloras y la revista Paralelo Cero Magazine.

FALLECIÓ TORIBIO DE ACHAVAL, HISTÓRICO CAPITÁN DEL MATRERO

Toribio de Achaval

“Hoy despedimos a un gran socio del Club: Toribio de Áchaval. Un capitán único e irrepetible que no solo representó con honor el gallardete del Club, sino que hizo de su Matrero una escuela única de navegantes argentinos, fomentando nuestro deporte con generosidad y entusiasmo inigualable durante toda su vida. ¡Buenos vientos Tobin!”, con esas palabras el Yacht Club Argentino despidió hoy en sus redes sociales a un hombre que enalteció la navegación a vela, las regatas y el yachting Argentino.

Durante su activa vida de negocios en la firma Toribio Achaval marcó un estilo, también un ritmo, porque abarcó todos los rubros del sector inmobiliario. En algunas de sus notas periodísticas, comparaba el éxito de su empresa inmobiliaria con un barco: “Sin equipo, sin velas, sin cocinero, sin navegador y sin un clima cordial no es posible navegar. Lo mismo sucede en una empresa. Estoy muy agradecido a todos los que pasaron por aquí y a aquellos con los que trabajé. Fue una experiencia muy valiosa.”

Toribio de Achaval al timón del Matrero
Toribio de Achaval al timón del Matrero
Toribio de Achaval  a bordo del Matrero.
Toribio de Achaval a bordo del Matrero.

Al mando de el histórico velero Matrero participó en infinidad de regatas por distintas partes del mundo. En 1999, en una entrevista con el Diario Clarín afirmaba: “Matrero es mi orgullo personal. Con él volvimos a ganar la regata Buenos Aires-Florianópolis (en enero), después de 17 años”, explicó De Achával. Desde que compró al Matrero (1977), De Achával lo mantuvo siempre vigente y apto para las grandes competencias de la Fórmula IMS, en la cual compite. Su currículum es impresionante, contó orgulloso su dueño, para detallar: Participó de cuatro Admirals Cup en aguas irlandesas, en varias travesías en España y el Caribe y en casi todas las regatas del exigente Circuito Sudamericano.

El año pasado Matrero ganó la regata Buquebús. ¿El premio? Disponer de un barco para correr en la Copa del Rey, en agosto. Con gusto estaremos presentes con toda nuestra tripulación. Será divertido, señaló De Achával. También en agosto (el 15 y 16) estará en la regata Colón 99: El año pasado corrimos la prueba conmemorativa de los 500 años de la llegada a tierra firme de Colón y yo fui el organizador. Fue un verdadero éxito, tanto que para este año ya confirmaron su presencia más de 500 barcos de vela.

-¿Qué tan importante es tener experiencia para poder navegar?-Hay un viejo refrán que dice que el secreto del yachting es: barco nuevo-marino viejo, pero con Matrero no es así. El es viejo y mis tripulantes, excluyéndome, son jóvenes. En otra época la experiencia era un factor fundamental. Hoy, con los avances tecnológicos al servicio de las embarcaciones, eso ya no es tan importante.

-Entonces, ¿no es tan esencial ser un buen marino?-No existen buenos barcos si no tienen buenos equipos. El yachting es un enfrentamiento permanente entre el hombre y la naturaleza. El barco es sólo su instrumento y el hombre es el que piensa.

El Matrero en una regata en el Río de La Plata
El Matrero en una regata en el Río de La Plata
El Matrero en una regata en el Río de La Plata - Foto Claudio Cambria.
El Matrero en una regata en el Río de La Plata - Foto Claudio Cambria.
El Matrero

Ideado por Germán Frers en 1971, perteneció desde 1977 hasta 2018 a Toribio de Achával, quien participó en grandes competencias de Europa, el Caribe y Sudamérica. Hace dos años, de Achával se lo vendió a Rafael Aragón, colega del rubro inmobiliario, quien se encargó de la reconstrucción.

Compartir en: