Comunidad Náutica

Toda la información náutica Argentina y el mundo. Los contenidos de Paralelo Cero, Esloras y la revista Paralelo Cero Magazine.

EMBARCACIONES – LAS LEGENDARIAS GONDOLAS DE VENECIA

Son parte de la clásica postal de la ciudad. Son comandadas por los “gondoleros” y en la actualidad son utilizadas por turistas para paseos por los intrincados canales.

Visitar Venecia (Italia) y no hacer un paseo en Góndola, es casi como ir a Paris y no subir la Torre Eiffel, o llegar a Roma y no entrar en el Coliseo. Son clásicos imperdibles y que forman parte de identidad misma de cada lugar.

Las Góndolas fueron una vez un medio de transporte para hacer las compras diarias, ir al trabajo y a misa los domingos. En el Siglo XVII había unas 10.000 en los canales de Venecia, hoy hay menos de 500 y son utilizadas casi exclusivamente por turistas.

Aunque, algunos aún mantienen viejas tradiciones, como medio de transporte para bodas, funerales y desde ya, en los mismísimos carnavales de de todos los años.

 Características

Una Góndola es larga y estrecha (11 metros de eslora y 1.5 metros de manga), con un contorno asimétrico para facilitar la propulsión con un remo solo, y con una curvatura longitudinal que reduce al mínimo el área de contacto con el agua. El remo es sostenido en una cerradura de remos conocida como “forcola”, la cual tiene una forma complicada, permitiendo varias posiciones del remo: remo lento, remo para avanzar, para dar la vuelta, para frenar y para ir hacia atrás.

La proa está ornamentada por el “ferro” (“hierro” en italiano), una pieza de seis dientes de hierro, que sirve de protección de un posible daño accidental, decoración y contrapeso. La forma general del “ferro” es una “S”, en representación de la forma del Gran Canal, la principal vía fluvial de la ciudad, cada uno de los seis dientes de la parte frontal del peine representa un sestiere, los seis barrios de Venecia (San Marco, San Polo, Dorsoduro, Cannareggio, Castello y Santa Croce), mientras que el pequeño arco por encima de ellos se refiere al puente de Rialto, el diente que mira hacia atrás, representa el Canal de la Giudecca.

El gondolero

Es un personaje típico de la ciudad, aunque antipático y descortés con aquellos que no contratan su servicio. Están obligados a utilizar un atuendo tradicional, con la parte superior con rayas azules o rojas. En verano, utilizan sombrero de paja (que flota).

El gondolero tiene que haber nacido en Venecia para hacer su trabajo a causa de una ley veneciana. Generalmente heredan algunas de las 425 licencias que hay en uso en la actualidad. Tienen que saber nadar, tener conocimientos de primeros auxilios, además de tener que rendir periódicos exámenes médicos.

Además de la licencia, en el caso de tener que adquirir una góndola, tienen que disponer de unos U$S 50.000, el precio que ostentan los dos únicos astilleros que aún fabrican en la ciudad.

  • Una ley santuaria de Venecia dispuso que las Góndolas sean pintadas de negro.
  • Antiguamente tenian una cabina llamada “felze” donde los pasajeros podían resguardarse de la lluvia
  • Un paseo en Góndola cuesta 80 euros los 20 minutos. Pueden ir hasta cinco personas
  • Hay unas góndolas llamadas “traghetto”, que solo cruzan el Gran Canal y viajan varias personas. El cruce cuesta 1 euro.
Compartir en: