ASTON MARTIN, MÁS DE UN SIGLO DE ELEGANCIA

Compartir en:

La marca inglesa de lujo Aston Martin celebra a lo grande su centenaria vida con un repaso por sus autos más emblemáticos y un nuevo lanzamiento que dará que hablar. La marca que eligió el súper agente 007 James Bond, la realeza británica y muchos famosos alrededor del mundo revela porque es un ícono que cambió para siempre la industria del automóvil.

Texto: Daniela Hegouaburu      / danihegua@gmail.com

Fotos: Club de Automóviles Clásicos y Aston Martín

Se conoce a los autos Aston Martin como los más hermosos y elegantes que existen en el mundo entero. Por ello, si uno quiere sentirse realmente distinguido no hay marca que la supere. Es la mezcla perfecta entre un deportivo y un automóvil de lujo. Su creador, el corredor Lionel Martin quería un auto fácil de manejar, que pudiera llevarlo rápido de un lugar a otro (en las rutas angostas y ondulantes de la época necesitaba excelente manejo), que sirviera para correr carreras y por si fuera poco además debía acompañar su estilo de vida de fiestas elegantes en las cuales pudiera lucirlo.

Bajo estos conceptos que parecen difíciles de juntarse, la primer compañía que fabricaría estos autos nace en 1913 fundada por Lionel Martin y Robert Bamford bajo el nombre Bamford and Martin Ltd.

La historia que la precede está marcada por grandes sobresaltos, interrupciones, quiebras, compras y cierres pero también éxitos, victorias y grandes aciertos en una industria que se ha rendido a los pies de estos automóviles tan particulares.

 Los primeros años

El sueño de los socios Martin y Bamford era difícil de concretar en los años que se vivían, tanto es así que hasta 1920 no pudieron empezar a producir debido a la situación social, política y económica que se vivía por la Primera Guerra Mundial. Recién dos años después se vería en las pistas al primer prototipo en el circuito de Brooklands (Londres), que logró romper diez récords del mundo de velocidad. Ese mismo año dos coches de la marca participaron del Grad Prix de Francia haciéndose un lugar entre las clásicas marcas deportivas de le época. A pesar de los buenos resultados y reconocimientos, aún así eléxito económico no llegaba y la firma cerró por problemas financieros.

Al rescate llegó un grupo de inversores entusiastas quienes dieron el nombre definitivo de Aston Martin Motors Ltd. En poco tiempo la compañía repuntó con la producción de una gama de autos de competición y una creciente reputación en las áreas de ingeniería y diseño. En 1928 participó por primera vez en las 24 horas de Le Mans y en 1933 arrasó con el podio en la categoría 1,5 litros en esa competencia. Además en esos años también comenzó con la producción de autos de calle y se diseñó el prototipo de vanguardia Aston Martin Atom en 1939. El éxito total aún no se daba ya que tan solo se habían vendido unos 700 autos y fue luego de la Segunda Guerra Mundial cuando se inició su mejor período.

La etapa dorada

El industrial inglés productor de tractores David Brown, compró la compañía y la impulsó con una nueva línea de modelos bajo sus iniciales “DB” (DB2, DB2/4, DB MK III y luego de un traslado a Newport Pagnell, la serie DB4, DB5, DB6 y DBS). También son de esa época los autos de carrera DB3, DB3S y el DBR1ganador de Le Mans.

Aston Martin terminó la década de 1950 también con el título del campeonato mundial de marcas Sport Prototipo en 1959, tras triunfos como los 1000 km de Nürburgring.

Entre los autos de calle y pista, se lanzaron el aclamado DB4GT (que ganó en Monza) y en 1960 (en colaboración con la carrocera italiana Zagato) se fabricó el DB4 GT Zagato, uno de los más costosos de la historia. En 1963 se presentó el icónico y exitoso DB5 famoso por la película del agente 007 “Goldfinguer”  y sus modelos posteriores DB6 (1965), DB6 Volante (1966) junto con DBS, DB6 MK2 y DBS V8.

Otra crisis llegaría en la década del ’70 cuando la empresa tuvo que ser vendida en dos oportunidades y se cerraron las puertas por un tiempo. Afortunadamente los entusiastas de la marca nunca faltaron y nuevos accionistas tomaron el control de Aston Martin. Durante esta época (años ’80) el Aston Martin Nimrod, prototipo del grupo C, terminó tercero en los campeonatos mundiales de 1982 y 1983. Luego en 1987 la compañía Ford ingresó también con parte del paquete accionario hasta el año 1994, cuando se presentó el icónico DB7 construido en la nueva planta de Bloxham. Durante varios años Ford tomó control total de la compañía hasta la crisis de 2011 cuando finalmente Aston Martin se independizó y fue nuevamente vendida a un consorcio liderado por David Richards y con financiamiento kuwaití.

 Aston Martin hoy

En la actualidad Aston Martin tiene como principal centro de pruebas un sitio permanente en uno de los circuitos más icónicos del mundo el “Nordschleife” de Nürburgring. Tras una larga vida de ascensos y caídas, lo que nunca se puso en duda fue la calidad y prestancia de los autos de la marca que son muy apreciados incluso en el mercado de los 2da mano vintage. En 100 años de historia, Aston Martin tuvo al menos 11 dueños diferentes que han producido autos de manera artesanal y en pequeñas series que no superan los 20 mil.

De su historia mucho se conserva, aunque no hay Aston Martin sobrevivientes de los primeros 9 años. Se hicieron muy pocos y se destruyeron durante la Primera Guerra Mundial. El más antiguo que sobrevive es un A3 de 1922 que fue adquirido y restaurado por el AMHT (Aston Martin Heritage Trust) como una manera de preservar su patrimonio.

El principio que regía a su creador Lionel Martin y a todos los que participaron de esta historia nunca se modificó, los autos debían ser a medida para el individuo y esto continúa así, por ello son tan costosos y especiales.

El auto más famoso

Parte de la fama y popularidad de la marca se debe a la saga de películas del agente 007, James Bond. En 1964 en la tercer película “GoldFinger”, su protagonista Sean Connery, maneja por primera vez un DB5 color plata abedul que era el auto más nuevo de la marca para la época. Luego este modelo (está presente en la mayoría de los films) y otros como DBS, V8 Vantage y V12 Vanquish, aparecen también en otras 11 películas de la saga generando una relación que lleva 50 años de historia. Sin duda, el auto representa todo el carácter del agente Bond: estilo, prestigio, fuerza, rapidez, astucia y riesgo.

Otros personajes famosos, entre artistas, deportistas y políticos han elegido los Aston Martin como sus automóviles e incluso las casas reales de Marruecos y Arabia Saudita e Inglaterra tienen varios ejemplares. Como el DB6 MKII Volante en color Seychelles Blue que en 1969, el Príncipe Carlos recibió de regalo y atesoró de por vida. 42 años más tarde, este auto fue el que salió del Palacio de Buckingham (en su patente decía “recién casados”) con el Príncipe William y su flamante esposa Catherine, Duquesa de Cambridge.

Nuevo lanzamiento de festejo

Celebrando sus 100 años de vida, la tradicional automotriz británica presentó un modelo muy exclusivo: el CC100 Speedster. Se trata de una coupé inspirada en su tradicional modelo DBR1, primer ganador del Le Mans, pero modernizada a los materiales (carrocería de fibra de carbono) y a la tecnología actual. Este auto que todavía es un prototipo, viene equipado con un motor V12 de 6 litros, que alcanza 100 km/h en sólo cuatro segundos y cuya velocidad máxima es de 300 km/h. La presentación oficial se dio hace algunos meses en la carrera de los 1000 km de Nürburgring, en Alemania con el CEO de la empresa Ulrich Bez como su conductor, quien declaró que «el CC100 es el compendio de todo lo que es grandioso en Aston Martin, y representa nuestra fantástica herencia deportiva, capacidad de diseño, superior ingeniería y sobre todo el espíritu aventurero”, expresó. Lo que aún no se sabe es si este modelo estará a la venta o si será un mero prototipo.

Deja un comentario