Estas lanchas, se utilizan como embarcaciones auxiliares de grandes mega yachts de placer y además se las puede ver navegar en paradisíacos lagos de Europa. En los salones Europeos, se transforman en las vedette de las exposiciones y su nombre mantiene la vigencia a través de los mas de 150 años de trayectoria.

La lancha deportiva Riva Aquarama Lamborghini ha sido restaurada tras un proceso de tres años en los que la empresa especializada Riva World le ha devuelto todas las características que poseía hace 45 años cuando le fue entregada a su dueño, el ya fallecido Ferruccio Lamborghini.

Tras la pérdida del dueño de la marca de automóviles deportivos en 1993, la lancha estaba abandonada en un almacén hasta que un coleccionista holandés de piezas de Riva la localizó y mandó restaurar.

Así, Riva World se hizo cargo de este largo proceso que ha concluido con la presentación de la Riva Aquarama Lamborghini. Una lancha equipada con dos motores V12 de 350 Hp extraídos del primer deportivo de Lamborghini, un 350 GT. Esta nueva motorización le permite alcanzar una velocidad máxima de 48 nudos, frente a los 40 – 43 nudos que alcanzan las Aquarama normales.

Estos motores han sido adaptados y reconvertidos con el objetivo de que resultasen completamente aptos para funcionar en una embarcación. También se ha reparado, lijado y pulido el casco de madera, así como todo el interior.

Los asientos se han retapizado siguiendo fielmente su aspecto original, y los botones y controles se han desmontado, reparado y reinstalado. Tras la finalización del proceso de restauración, la lancha fue transportada desde los Países Bajos hasta el lago Iseo –Italia- donde se realizaron pruebas satisfactorias en las que se exploraron todos sus límites.

Riva Aquarama es el más famoso de los diseños de Carlo Riva, que se ha convertido a través de las décadas en una leyenda náutica. Su nombre deriva de un formato de largometrajes popular en los 60, el Cinerama, debido al barrido envolvente del parabrisas de la embarcación que evocaba imágenes de otra época.

El casco de la Aquarama de 8,02 a 8,78 metros de eslora, según la versión, era realizado en caoba maciza y barnizado para acentuar la belleza natural de la veta de esta noble madera natural. Todas las versiones fueron bimotor, con una velocidad máxima de entre 40 y 43 nudos dependiendo de la motorización que en sus inicios era de 185hp y llego a 400hp. Su casco derivado de la Riva Tritone fue producido desde 1962 a 1996 para todas las versiones que fueron derivando del producto original.

Riva,  es todo un sinónimo en embarcaciones de placer, y que mejor que terminar con uno de los slogan del astillero: “si usted puede permitirse los mejor, por que no experimentar lo mejor”.

Ficha técnica

Astillero: Riva

País: Italia

Inicio de construcción: 1962

Madera: caoba

Eslora 8.78 metros

Manga: 2.37 metros

Calado: 0.70 metros

Altura: 1.08 metros

Motorización: 2 x 185 / 200 hp de potencia.

Velocidad máxima: 40 / 43 nudos

 

Compartir en: