PROYECTOS – 112 METROS DE LUJO PROPULSADOS POR HIDRÓGENO

Compartir en:

Desde hace décadas, el hidrógeno está considerado como el combustible del futuro. Es el elemento más común del universo, posee una elevada densidad energética y puede almacenar y transportar energía de fuentes renovables para suministrar electricidad. Existen varios prototipos en la industria náutica que emplean este gas, pero el estudio Sinot Yacht Architecture & Design, en colaboración con Lateral Naval Architects, acaba de presentar en el Monaco Yacht Show el diseño del Aqua, el primer superyate propulsado por hidrógeno líquido.

Con una eslora de 112 metros, la embarcación alcanza una velocidad de 17 nudos con una autonomía de 3.750 millas náuticas, suficiente para llevar a cabo travesías oceánicas. Más allá de los avances tecnológicos con el hidrógeno, este Sinot presenta unas líneas exteriores y unos interiores capaces de dejar boquiabierto al armador más exigente.

La tecnología del Aqua se basa en el uso de hidrógeno licuado, almacenado en dos tanques de 28 toneladas a -253 grados centígrados. El hidrógeno se convierte en energía eléctrica mediante celdas de combustible tipo membrana de intercambio protónico (PEM), siendo el agua el único subproducto. La energía eléctrica generada se transmite a las centrales de yate, donde se distribuye para proporcionar energía para propulsión, sistemas auxiliares y servicios a bordo. Las baterías, de grandes dimensiones, amortiguan la electricidad generada para garantizar que siempre se cumplan las demandas de energía. Este sistema transforman el barco en un vehículo extremadamente silencioso que apenas emite ruido y vibraciones.

Después de cinco meses de desarrollo, el equipo de diseñadores y arquitectos navales trazaron las líneas del Aqua, una silueta sugerente y distanciada de los cánones de la industria de las grandes esloras. Dos premisas destacan sobre el resto: espacio y privacidad.

Comenzamos la visita a bordo en el área reservada para el armador, que ocupa la mitad de la cubierta superior. La zona está compuesta por varios espacios, divididos por paneles de madera que proporcionan privacidad e iluminación. En estas estancias, las paredes son ventanales y la altura de los techos oscila entre los 2,8 y los 3,8 metros, unas dimensiones descomunales para tratarse de un yate. El camarote del armador se sitúa en el eje central de la zona, consta de baño vestidor y spa privado y alcanza hasta la sala de proa, una espectacular habitación acristalada desde donde se puede contemplar el mar y el paisaje desde una posición inédita.

Hasta 14 personas pueden pernoctar a bordo, acomodadas en seis camarotes amplios (dos cabinas VIP y cuatro, para invitados), ubicados cerca de la línea de flotación bajo la beach deck y con una decoración a medio camino entre entorno minimalista japonés y el estilo playero.

Los diseñadores también han puesto mucho empeño en crear un centro de bienestar enmarcado en el mundo acuático. Hay una sala de hidromasaje, un espacio para practicar yoga y un gimnasio completo en el que destaca una enorme escotilla que se abre para dar la sensación de estar practicando deporte en una isla en mitad del mar.

Mención aparte se merece la majestuosa escalera circular que se extiende desde la cubierta superior a la cubierta inferior, desde donde se pueden contemplar, a través de una mampara de vidrio reforzado, los tanques hexagonales de hidrógeno.

UN EXTERIOR INSPIRADO EN LAS OLAS

Las líneas exteriores del Aqua están inspiradas en las olas del océano, definidas por los vientos y las corrientes. La cubierta superior curvada culmina en una proa sensacional en la que no falta el observatorio acristalado del armador. El doble volumen del casco es muy diferente al de la mayoría de superyates, apenas esculpido por las ventanas. Estas se van subdividiendo y bajando conforme nos acercamos a popa. A pesar de que el Aqua presume de tener cinco niveles de altura, toda la configuración está ideada para que los pasajeros tengan la mayor proximidad al agua. La cubierta de popa presenta una serie única e innovadora de plataformas que caen en cascada hacia el mar, mientras que una gran plataforma de baño permite disfrutar de un cómodo acceso al agua.

Ficha Técnica

Diseño exterior e interior: Sinot Yacht Architecture & Design

Arquitectura naval y tecnología de hidrógeno: Lateral Naval Architects

Eslora de flotación: 112 metros

Manga: 15,4 m

Arqueo bruto: 3.530 kg (estimado)

Calado: 3,95 m

Velocidad máxima: 17 nudos

Velocidad de crucero: 10/12 nudos

Autonomía: 3.750 millas

Combustible: hidrógeno líquido

Cap. camarotes para invitados: 14 personas

Tripulación: 31 pers.

Fuente: Nauta 360