Bandera actual que recrea la clásica bandera pirata que aparece en muchas películas y series. Foto Imazu

Los piratas existen en algunas zonas del planeta, sobre todo en el Cuerno de África y el Sudeste asiático

Si alguno de nuestros lectores busca el término “pirata” en Google el número de resultados va a ser de millones de entradas. Aun así, y es casi seguro, que lo que más aparezca sean temas relacionados con la piratería informática. No obstante, debéis saber que los piratas a la antigua usanza siguen existiendo. Quizá no lleven parche ni loro, pero están en los mares y son peligrosos.

Hoy de los piratas de antaño tenemos poco más que el emoticono de la bandera negra en WhatsApp e historias épicas como la del tesoro del pirata Barbanegra. Sin embargo, los piratas siguen existiendo, sobre todo en partes específicas del globo como son el Cuerno de África y el Sudoeste asiático. En estos dos puntos se concentran la mayoría de los incidentes que tienen que ver con la piratería.

En Somalia y el Sudeste asiático la piratería sigue existiendo

Los barcos de vela han sido sustituidos por lanchas a motor rápidas y artilladas, pero la esencia es la misma. En Somalia (África) y en países asiáticos como Indonesia, Malasia y Singapur los piratas son una incómoda realidad. Desde la década de 1990, la piratería ha sido un problema grave en las aguas que rodean estos lugares. Si bien es verdad que desde 2016 la cifra de ataques ha descendido mucho.

No obstante, y como menciona un artículo de El Orden Mundial, “no hay lugar para la complacencia”. En aguas somalís en 2014 había 245 ataques anuales, en 2015 hubo 246 y en 2016 hubo 191. Desde ahí la cifra ha ido bajando en picado. En el sudoeste asiático las cifras eran similares.

Tal es así que los barcos de las rutas comerciales empezaron a protegerse de los piratas. ¿Cómo? Primero subiendo material militar a bordo y luego contratando incluso seguridad privada. En un vídeo que se ha compartido en Twitter se puede ver el despliegue de herramientas que hace la tripulación de un barco para contrarrestar los ataques.

En las imágenes se puede ver como en las escaleras y en los bordes del barco se colocan alambres de espino que incluyen cuchillas muy afiladas. Todo para evitar el abordaje de los piratas y entorpecer su paso. También en otros vídeos e imágenes se han visto como se instalan ametralladoras y otras armas.

La piratería en los lugares mencionados fue causa de toda una serie de pérdidas entre los comerciantes a nivel global. Por eso los gobiernos se unieron en un esfuerzo conjunto para eliminar de raíz el problema, cosa que ha funcionado de acuerdo con las últimas cifras. No obstante, no deja de ser curioso como los buques contenedores se preparan militarmente para cualquier eventualidad.

Texto y Fotos: Mundo Deportivo

Artículo anteriorJEANNEAU SUN ODYSSEY: EL ÚLTIMO MODELO TIENE MUCHO QUE OFRECER
Artículo siguienteEL VELERO DE 124 AÑOS QUE SIGUE NAVEGANDO Y GANANDO REGATAS