Velero GRAYLING - Foto Puig Vela Clásica

AVISO CEFIRO VENTILADORES

Mi sueño era convertir mi pasión en profesión, y lo conseguí. En cuanto terminé la carrera de periodismo entré en el mundo editorial y no he parado de escribir sobre moda, belleza, cine y estilo de vida para importantes cabeceras como…

El calendario de vela internacional está que arde y España ya calienta motores. Concretamente Lanzarote, pues la isla acoge cuatro competiciones mundiales de vela clasificatorias para los Juegos Olímpicos. Los barcos han experimentado una evolución vertiginosa que los ha llevado a pasar de ser monocascos tradicionales a voladores. Estos siguen dependiendo de las velas y la destreza de sus marineros, pero no tienen ese toque romántico de los veleros antiguos. Y por antiguos se consideran aquellos cuyo diseño es anterior a 1980. En esta categoría se encuentra Grayling, el velero más antiguo del mundo (construido en 1900) que sigue en competición.

El Grayling es un barco que actualmente es propiedad de Rafa Carrió, cofundador de McCarth Marine, quien lo restauró  respetando todas las directrices originales y lo puso a navegar. Nada más y nada menos que consiguió el primer puesto en la XV Regata Pig Vela Clàssica de Barcelona.

Velero GRAYLING - Foto Puig Vela Clásica

El velero fue construido en 1900 por J.F. Clyne en Brightlingsea (Essex), por el astillero Stones. Presenta una eslora de 13,7 metros y en su día llevaba aparejo de cangreja, pero en 1908 lo cambiaron a bermudian. Ha pasado por diferentes dueños navegando en el Canal, entre Reino Unido y Francia, hasta que en 1995 llegó al Mediterráneo.

Cinco años de restauración

Rafa Carrió lo descubrió en el año 2002, totalmente abandonado en la Pobla de Farnals, en Valencia. Leyendo La corriente de la marea: Cuarenta años de navegación costera y por el Canal en barcos de madera, descubrió que el barco perteneció a Ron Winter en los años 50. Gracias a las fotos y la información detallada en las páginas del libro pudo restaurarlo con total fidelidad al original.

Velero GRAYLING - Foto Puig Vela Clásica

Cinco años llevó su restauración, pues supuso todo un desafío. La madera requería cuidados especiales, la búsqueda de materiales auténticos les llevó a recorrer el mundo, al igual que a encontrar las mejores manos artesanas para aplicar las técnicas de construcción tradicionales.

En 2007, el barco volvió a navegar y hace un par de años Carrió lo puso a prueba en una regata quedando en primera posición. La última vez que compitió fue el pasado verano en la XXVIII regata Clàssics Illes Balears.

Veleros de leyenda

Los veleros antiguos se clasifican por sus aparejos y velas. Desde los barcos más grandes con velas cuadradas, como los barcos de línea, hasta los más ágiles con velas de cuchillo, cada tipo tenía su propósito específico. Las regatas de veleros clásicos en la actualidad celebran esta diversidad, destacando la belleza y la destreza técnica de cada diseño.

Vela Clásica
Foto: Puig Vela Clàssica

A pesar de los avances tecnológicos en la navegación, los veleros clásicos siguen teniendo un lugar especial en el corazón de los amantes del mar. Regatas como la Copa del Rey de Veleros Clásicos en Mallorca o la Oyster Antigua Regatta reúnen a estas joyas náuticas para competir y exhibir sus maravillas en el agua.

Barco
Foto: Puig Vela Clàssica

Fuente: Ok Diario

Artículo anteriorLOS PIRATAS SIGUEN EXISTIENDO EN EL MAR Y ASÍ ES COMO SE PREPARAN ALGUNOS BARCOS PARA DEFENDERSE DE ELLOS
Artículo siguienteCOMENZÓ LA KITE PARK LEAGUE PATAGONIA 2024 EN LA SEDE NÁUTICA DEL CALVA