Compartir en:

Si bien no hay demasiadas precisiones del momento de la realización del video, si fue o no durante la actual cuarentena para prevenir el coronavirus, en las redes sociales y en grupos de WhatsApp circuló un video de dos personas en motocross realizando un recorrido desde Corrientes Capital hasta el Paso de la Patria por el cauce del Río Paraná, a través de los bancos de arena que se forman por la bajante del río.

Las imágenes permiten observar el alcance de la histórica bajante del Río Paraná, la más importante de los últimos 50 años, que se generó como consecuencia de la falta de precipitaciones en la región del Litoral de la Argentina, en el Sur de Brasil y en regiones del Paraguay. Infobae sí pudo comprobar con fuentes del lugar que la situación actual es muy similar a la que se ve en las imágenes.

Hay especialistas que están proyectando un panorama para la región que seguirá complicado, a pesar de las precipitaciones que se podrían registrar entre mañana y el viernes. Las mismas no superarían los 20 milímetros.

Además, entre el gobierno de la Argentina y Brasil se decidió, entre otras medidas, profundizar la liberación de agua de la represa Itaipú, que aportaría un alivio en las próximas horas. Esto permitiría el movimiento de más de 150 barcazas que transportan producción agrícola desde Paraguay hacia los puertos exportadores del Gran Rosario.

Durante una reunión realizada ayer por videoconferencia, Brasil informó que el Consejo de Administración de Itaipú aprobó flexibilizar la cota de su embalse a los 217 msnm (metros sobre el nivel del mar), y por lo tanto la erogación de la represa, que alimenta las aguas del Río Paraná, será de 8.500 m3/s el 18 y 29 de mayo; de 7.500 m3/s el 30 de mayo, y 7.000 m3/s el 31 de mayo.

Además, todo eso se suma a lo que se había acordado el pasado 18 de abril, cuando Brasil anunció la programación de las erogaciones para que el incremento total sea de 1400 m3/s y el caudal ascienda hasta los 6750 m3/s.

Más medidas

En relación a la situación del Río Iguazú, “las erogaciones de la central Baixo Iguaçú se mantendrán en 200 m3/s para acumular reservas de agua que puedan posteriormente ser utilizadas, en caso de que se agrave la situación de déficit hídrico”, informaron en un comunicado desde la Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica.

Tal como informó este medio, la actividad exportadora está muy complicada por esta situación. La Bolsa de Comercio de Rosario estimó pérdidas para este primer cuatrimestre superiores a los 200 millones de dólares, y que tendrá su impacto en el resto de la economía nacional. También hay una alta afectación de la flora y fauna que se encuentra en todo el recorrido que realiza en Río Paraná.

Según los especialistas de la Bolsa de Rosario, entre las principales problemáticas que esta situación trae aparejada en relación a la logística de exportación, industrialización, operatividad y los costos asociados que reportan las mismas empresas del sector, surgen los costos relacionados a la necesidad de ajustar el volumen de carga en el Gran Rosario y completar la carga en otros puertos de la zona y costos de buques de menor porte que incurren en un falso flete al no poder completar su capacidad máxima de carga.

Fuente: www.infobae.com